Maestría en Interpretación en Lengua de Signos (MILSE)

  • Publicación de la entrada:abril 7, 2022
  • Categoría de la entrada:Noticias

La Maestría en Interpretación de Lengua de Signos Española es un título propio de la ULPGC que surge a propuesta de la Facultad de Traducción e Interpretación con el apoyo y el aval de la Fundación Canaria de Personas con Sordera (Funcasor), la Asociación de Personas Sordas de la Provincia de Las Palmas (Asorlaspalmas) y la Asociación Española para el Estudio y la Implementación Educativa del Bilingüismo Lengua de Signos/Lengua Oral (Bilinsig). Asimismo, ha contado con el apoyo y el asesoramiento de Pedro Oliver, fundador y socio de la empresa GCSigno, encargada de la impartición, desde hace años, de la Lengua de Signos Española como Lengua D en el plan de estudios de los grados de la FTI.

El título consta de 90 créditos ECTS repartidos en un año y medio (tres semestres). La primera edición comenzará en septiembre de 2022 y finalizará en diciembre 2023. Se ofrece un máximo de 25 plazas. Los candidatos para cursar esta formación son los licenciados y graduados de cualquier rama que cuenten con un nivel B1 de Lengua de Signos Española y los titulados de los ciclos superiores en Interpretación de Lengua de Signos y Mediación Comunicativa. Los candidatos que no puedan certificar un nivel B1 de dicha lengua, tendrán que superar una prueba de acceso a través de la cual se garantice que cuentan con el nivel necesario para afrontar los contenidos del título.

El claustro de profesores es mixto, puesto que parte de ellos proviene de la propia FTI, que es el centro que tiene la experiencia en la interpretación desde su creación en el año 1988, y la otra parte está constituida por profesionales externos que actualmente ejercen como intérpretes de lengua de signos española.

La información sobre la inscripción se publicará en breve tanto en la web de la ULPGC como de la FTI.

¿Por qué surge esta titulación?

Surge como consecuencia de la supresión del título de Ciclo Superior en Interpretación de Lengua de Signos, en el año 2015, del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales. Esta supresión no ha ido acompañada de una verdadera implantación de este tipo de formación en las universidades españolas, pues son muy escasas las que ofrecen títulos relacionados con la lengua de signos.

Con la eliminación del Ciclo Superior se ha producido un grave problema de escasez de intérpretes de LSE, pues era la única vía a través de la cual se formaban.

¿Qué objetivos se plantea esta titulación?

El objetivo fundamental es el de responder a la demanda social de intérpretes de lengua de signos española, que en los últimos años se ha disparado como consecuencia de la desaparición del Ciclo Formativo Superior en ILS, que venía impartiéndose en todo el territorio nacional y también aquí, en Gran Canaria, en el Instituto de Educación Secundaria Felo Monzón Grau Bassas, desde el año 1997.

¿Por qué se traslada esta formación a la universidad?

La creación de este ciclo de grado superior supuso la incorporación por vez primera al sistema educativo español de este tipo de formación. Sin embargo, tras años de desarrollo, los profesionales, los formadores y los agentes sociales relacionados con la interpretación manifestaron la conveniencia de que esta formación se trasladara al contexto universitario, de manera que la interpretación de lengua de signos recibiera un tratamiento idéntico a la interpretación de lenguas orales.

¿Qué beneficios tendrá para los profesionales?

Se trata de una titulación universitaria que aportará conocimientos a los estudiantes que lo cursen tanto desde el terreno académico como del profesional y los dotará de las herramientas necesarias para entrar en el mercado profesional de la Interpretación en Lengua de Signos Española. Los estudiantes se formarán en los distintos ámbitos en los que se desarrolla generalmente la labor del ILSE y realizarán un período de prácticas en el que tendrán la oportunidad de conocer de primera mano la profesión y el mercado laboral de los intérpretes de lengua de signos.