Por una parte, las Islas Canarias y el Estado Español, de forma general, se han convertido en destino de muchas personas que dejan atrás sus respectivos países porque aspiran a mejorar sus condiciones de vida. Ante este fenómeno migratorio, una de las responsabilidades de las instituciones españolas es facilitar la integración sociocultural de la población inmigrada para aumentar su competencia comunicativa y su conocimiento del entorno; con ello les aporta herramientas de socialización. Esta nueva demanda del aprendizaje del español por hablantes no nativos, además de haberse convertido en un importante generador de riqueza nacional, es el medio más eficaz de promover las relaciones, la convivencia y el enriquecimiento mutuo entre culturas y personas.

Al mismo tiempo, el español se ha convertido en la lengua extranjera más demandada en el mundo, detrás del inglés, como consecuencia, y en parte también como causa, de las relaciones económicas o comerciales, políticas, sociales y culturales de muchos países con los de habla hispana.

La demanda creciente de profesores de español como segunda lengua en Canarias y en el entorno geográfico de las islas (Cabo Verde, Marruecos, Mauritania o Senegal), además de la expansión del español como segunda lengua, exige, sin duda, la elaboración de estudios que capaciten profesionales en el ámbito de la creación de nuevos materiales curriculares y de empresas que puedan cubrir un nicho laboral que se hace más grande cada día y que atiende a sectores como el turismo idiomático, la gestión cultural y las nuevas tecnologías de comunicación e información. En este sentido, la Estrategia Canaria para la Mejora de la Oferta de Educación Superior 2010-20 del Gobierno de Canarias señala como una de las acciones que debe potenciarse (p. 40-41):

Atención especial a la proyección al África cercana, particularmente a los países considerados prioritarios en el ámbito de la cooperación canaria: Marruecos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde. Con este propósito, el Gobierno de Canarias y las universidades han de reforzar su colaboración, sus esfuerzos y los recursos materiales y humanos destinados al cumplimiento de los siguientes objetivos:

– Facilitar a los nacionales de dichos países la realización parcial de sus estudios universitarios en Canarias.

– Promover el español para extranjeros in situ en aquellas localidades africanas identificadas como núcleos de interés para la captación de potenciales estudiantes.

– Incentivar entre los estudiantes canarios el aprendizaje sistemático del francés o del árabe como tercera lengua durante su período de formación universitaria.

Por tanto, el Máster Universitario en Español y su cultura: Desarrollos profesionales y empresariales está concebido como un marco académico en el que se integran los ámbitos de conocimiento relacionados con la Lingüística Aplicada y la Comunicación Intercultural, y tiene tres objetivos fundamentales. El primero es formar profesionales que puedan enfrentarse con garantías de éxito a su labor como profesores de E/LE, y en este sentido, que sean capaces de formar hablantes competentes en español. Ello supone lograr que los alumnos alcancen las competencias necesarias para la práctica en el aula de español como lengua extranjera de una enseñanza comunicativa, esto es, una enseñanza orientada a la acción, dinámica y participativa, basada en las necesidades del alumno, favorecedora del desarrollo de estrategias, de la autonomía de aprendizaje, promotora de un conocimiento multicultural e intercultural y centrada en actividades de comunicación (MCER) y de acuerdo con el Nuevo Plan Curricular del Instituto Cervantes. El segundo es formar profesionales que sean capaces de gestionar los aspectos económicos y empresariales relacionados con el español como recurso económico. El tercero es iniciar en las técnicas de investigación, así como en aspectos de innovación y transferencia en el ámbito del español y su cultura.

Cerrar menú